Madre Escolástica, modelo de vida

Curso de Formación sobre el carisma de la Familia Paulina

Autora: Sor Alejandra Mencía, pddm 



INDICE

Siglas.................................……………………………………………            2
Bibliografía ………………………...............................……………….            3
Introducción……….………………………………………………......           4

Capítulo I – Madre Escolástica: Notas biográficas

1.1 Ambientación histórica ………………………..…………….................... 6
1.2 La joven todo pimienta:
desde el nacimiento hasta la entrada en la San Pablo (1897–1922) .......   9
1.3 La Madre: la primera madre de las Pías Discípulas (1923–1947) ..........    14
1.4 La donación completa: de 1947 a 1987...................................................  17


Capítulo II – Las cartas de Madre Escolástica a Sor M. Christine Boudreau pd,
Sor M. Amelia Usai pd, Sor M. Alina Bordignon pd
2.1 Ambientación histórica de las cartas: los años‘70 in Italia…………........    21
2.1.1 En la historia civil……..…..………………….....................................   21
2.1.2 En la Iglesia……………………………………………….…............   23
2.1.3 En la Congregación de las Pías Discípulas del Divino Maestro…….....    25
2.2 Cartas a Sor M. Christine Boudreau pd (1974 – 1978)…… ..........…...    27
2.3 Cartas a Sor M. Amelia Usai pd (1974 – 1976)…………......................   37
2.4 Cartas a Sor M. Alina Bordignon pd (1976 – 1979)……………….........  44
2.5 Algunos relieves…….………......….……………………………….......  57

Capítulo III – Madre Escolástica modelo de vida para las Pías Discípulas del
Divino Maestro

3.1 Una vida plasmada por el amor a Jesús…..………………………..…….  58
3.2 Modelo de vida cristiana y religiosa………….…………………….….....  61
3.3 La dimensión mística de Madre Escolástica comparada con la grande mística
santa Teresa de Ávila……………………...........................................   65
3.3.1 Santa Teresa de Ávila………………..…………..................................  66
3.3.2 Madre Escolástica…………………….………………........................  70

Conclusión……………………………………………… …........……........   74

Índice…………………………………………………………...……….….  75



Introducción

Concluyendo el curso de formación sobre el carisma paulino, en este año especial, dedicado a Madre Escolástica, he sentido el deseo de conocer mejor la vida, sencilla pero profunda y fascinante de nuestra primera Madre.
Elegida por el Fundador, la joven Úrsula Rivata se entregó totalmente al Maestro Divino, en un camino gradual de configuración con Él, haciendo del Misterio Eucarístico el centro y la fuente de su vida. Ha vivido con valentía y perseverancia los años de los inicios, cuando sólo la fe en Dios y en el Fundador sostenía la fatiga, dejándonos un ejemplo grande de fidelidad y fortaleza. La oración y el amor la guiaron para vivir con optimismo las dificultades y las pruebas de la vida, con espíritu de fe junto con el Beato Santiago Alberione, Fundador de nuestra Familia Paulina, para la fundación y el desarrollo de las Pías Discípulas del Divino Maestro.
Mujer de su tiempo y de su historia, aprende asimilando la propia experiencia  que la mueve, la sostiene y la impulsa a dar la vida; ella se sabe amada por Dios y se siente instrumento Suyo. Desde pequeña aprende que en el dolor se vive el amor y si se ama en la sinceridad, el dolor se transforma en una auténtica ofrenda.
Toda vida se comprende a partir de su cumplimiento: Madre Escolástica, la primera Madre entre todas las Pïas Discípulas esparcidas por el mundo, ha comprendido en la oración y en la oferta el carisma, y nos ha trazado el camino para ser en Cristo “miembros vivos y dinámicos en la Iglesia y en el mundo”. Nos ha precedido en los primeros pasos de la Congregación, y acompañó a las hermanas para llegar a comprender, asimilar y vivir el carisma partiendo de la primera “regla de vida”: “¡Haréis silencio, silencio, silencio!” Con abnegación grande y total, “como la semilla que se muere para renacer”, ha creído que el discipulado pasa por el camino de la Cruz, en la plena configuración de la discípula con el Maestro, para resucitar con Él a vida nueva.
Estudiando de cerca su persona, la profundidad de su vida vivida en la sencillez, percibimos que ella nos estimula y empuja a vivir con radicalidad profundizando la relación con el Maestro Eucarístico en una relación de escucha y de intimidad. Su vida y la riqueza de su personalidad, instrumento en las manos de Dios para una obra nueva, practicada en la esperanza y en el amor,pero sobre todo en la fe de que aquella era la voluntad de Dios, nos incita también a nosotras a vivir hoy en plenitud nuestra vocación y misión.
Mi trabajo se limita al análisis de algunas cartas, escritas a tres jóvenes hermanas en el período de su primera formación, en los años de su madurez: 1974-1979.
Tengo la esperanza de que este trabajo sobre Madre Escolástica estimule la curiosidad de conocerla mejor y ahondar en su enseñanza transmitida a través de las obras concretas de su vida como un don de Dios que ha transformado su misión en una correspondencia continua al Amor, a su Todo.
Su vida fue verdaderamente eucarística, centrada en la Eucaristía: celebrada, amada y vivida, cumbre y fuente de su vida y de su misión, realizada en el gozo y en la fraternidad, como el grano de trigo que bajo tierra se pudre y muere para dar vida. Una existencia, la suya, vivida en la alabanza, en la gratitud y en el testimonio.
La vida de M. Escolástica me atrae y la veo muy interante e importante para nosotras, Pías Discípulas, es una verdadera mística, y me atrevo a compararla con la grande mística de mi tierra, España, santa Teresa de Ávila. 
 __________________________________________________________
Descargar el trabajo completo